CUPRA Born

Desde 27.070€
ETIQUETA: 0
MOTORES: EV
SEGURIDAD:
     
Compacto
N/D
204 - 231 CV
N/D
5
385 litros
4.324 mm
1.540 mm
1.809 mm
420 - 549 km
62 - 82 kWh
15.3 - 15.8 kWh/100 km
6.25 - 7.5 h
0.5 - 0.58 h
N/D

D = Diesel | G = Gasolina | GNC = Gas Natural Comprimido | GLP = Gas Licuado del Petróleo | EV = 100% Eléctrico | HEV = Híbrido no enchufable | PHEV = Híbrido Enchufable | MHEV = Microhíbrido 48V | H = Hidrógeno

Segmento
19º/23
Total
152º/245
Marca
/3
U. Vendidas 2024
196

Fuente: ANFAC

El Cupra Born es el primer modelo eléctrico de Cupra, desarrollado paralelamente al VW ID.3 y con el que tiene abundantes elementos en común. Junto con el Audi Q4 e-tron, VW ID.4 e ID.5 o Skoda Enyaq, todos ellos comparten la primera arquitectura eléctrica desarrollada por el grupo VW, denominada MEB —es, por cierto, la misma que Ford emplea en su nuevo SUV eléctrico Explorer—. La autonomía del Cupra Born es de entre 425 a 549 km según la versión. Dispone de motores de 204 o 231 CV y baterías de 58 o 77 kWh.

Próximamente, Cupra lanzará otro vehículo eléctrico basado en esta misma plataforma, con carrocería en formato SUV mayor que la del Born y basado también en el kit modular MEB. Además de un estilo con el lenguaje de diseño de Cupra, el Born tiene ciertos elementos que lo distinguen de su hermano el VW ID.3, y en su gran mayoría son características ventajosas, incluso cuando no busques un coche de personalidad más deportiva. Una de ellas es una puesta a punto algo más divertida, pero que en ningún momento afecta al confort. Otras están relacionadas con los diferentes equipos de rueda o frenos que pueden equipar, con paquetes de potenciación o la calidad y aspecto interior.

8

Calidad

8/10

Habitabilidad

7/10

Maletero

6/10

Multimedia

6/10

Rendimiento

8/10

Seguridad

9/10

* Estas valoraciones están basadas en las opiniones de nuestros expertos

Se trata de un coche muy agradable de conducir en ciudad o trayectos habituales por el extrarradio o carretera, pero en su versión de batería pequeña, es muy limitado para cubrir largas distancias. Aunque en la gama podemos distinguir tres versiones, en realidad están articuladas sobre una versión de acceso a la que se le puede añadir un paquete que aumenta la potencia del motor y, sobre éste, otro más que amplía el tamaño de la batería. Esa es una de las grandes diferencias respecto al VW ID.3, disponible únicamente con la motorización de 204 CV, el nivel de potencia más básico de cuantos ofrece el Born.

Cupra lanzó este modelo en el año 2021. El paquete e-Boost se ofrece desde primavera de 2022. Además de aumentar la potencia a 231 CV —aunque el aumento de rendimiento es puntual, y no constante—, los e-Boost disponen de otros elementos adicionales que afectan al comportamiento dinámico, como unas ruedas Michelin Sport EV de 235 mm de sección, un equipo de frenos delanteros de mayores dimensiones —se mantiene el controvertido tambor en el eje posterior— y la posibilidad de desactivar el control de estabilidad, algo que, por ejemplo, no se puede hacer en el VW ID.3. También incluye modos de conducción adicionales que se pueden seleccionar desde el volante.

A lo largo de 2023, Cupra ha efectuado ciertas actualizaciones que afectan al equipamiento opcional que se puede añadir —lo analizamos en su correspondiente epígrafe—, también ha aumentado la potencia y estabilidad de carga de la batería de mayor capacidad, aunque también ha aumentado ligeramente los precios. No es un coche excesivamente caro para quienes den prioridad a las sensaciones de conducción que ofrece, pero sí lo es para quienes valoren más la autonomía o ciertos elementos que de una u otra manera pueden afectar al confort. Por ejemplo, el cuadro de información es muy pequeño y ofrece casi nula capacidad de personalización, el equipo multimedia es algo engorroso de usar y carece de levas en el volante para poder gestionar a voluntad los distintos niveles de frenada regenerativa, limitado a dos y más un modo predictivo.

Gama de motores

En la gama Cupra Born se puede elegir entre dos alternativas de potencia, 204 y 231 CV y dos niveles de batería, 58 y 77 kWh útiles. El Born utiliza en todas ellas un motor ubicado en el eje posterior que tiene un rendimiento de 204 CV y sobre el que la marca aplica un ajuste electrónico para conseguir 231 CV de forma puntual en sus versiones e-Boost. En el primer caso, el Cupra Born solo se puede conseguir con la batería de 58 kWh útiles, con la que consigue una autonomía de 425 km. Los Cupra Born con el paquete de potenciación e-Boost sí están disponibles con las dos baterías, con las siguientes autonomías: 420 km con la batería pequeña y 549 km con la batería de mayor capacidad.

Las dos baterías emplean la misma tecnología: iones de litio. Además de una autonomía superior, la batería de 77 kWh tiene la ventaja de que admite mayor potencia de carga en cargadores de corriente continua: 170 kW —antes de la actualización, 135 kW— frente a los 120 kW de potencia pico máximo que admite la de 58 kWh. En corriente alterna, ambas se pueden cargar a 11 kWh.

A pesar de los 27 CV de diferencia entre la motorización de acceso y la e-Boost potenciada, no hay una diferencia real en prestaciones entre una y otra. Las dos son muy agradables de conducir, proporcionan grandes dosis de aceleración y en ambos casos el consumo puede ser moderado si se conduce con mucha suavidad y a velocidades medias, consiguiendo fácilmente las cifras oficiales que anuncia la marca: 15,4 kWh/100 para el Born 204/58 kWh, 15,6 kWh/100 para el 231/58 kWh y 15,8 kWh/100 km para el 231/77 kWh.

En autopista, sus medias reales estarán más cerca de los 20 kWh/100 y por ello no recomendamos los Cupra Born con la batería de 58 kWh para quien tenga intención de realizar viajes de larga distancia con cierta asiduidad. El climatizador por bomba de calor es siempre opcional —1.070 euros— y es un elemento indispensable para reducir la demanda energética para aclimatar el vehículo cuando la temperatura exterior es inferior a 10 grados centígrados.

Una de las ventajas que tienen los Born equipados con el paquete e-Boost es que pueden equipar ruedas de mayores dimensiones con características que proporcionan un mayor rendimiento en conducción deportiva —la versión normal puede equipar neumáticos de 18, 19 o 20 pulgadas, pero siempre con ruedas de 215 mm de sección—. La otra es que el selector de modos de conducción Cupra Drive Profile dispone de modos adicionales que se pueden modificar desde un mando satélite del volante.

Dispone de cinco alternativas: Range para aumentar la autonomía, Comfort como configuración estándar, Performance para una conducción dinámica, Cupra para máxima deportividad e Individual para poder realizar configuraciones personalizadas, entre ellas, definir los diferentes ajustes de la suspensión adaptativa DCC. En el caso de haber equipado la opción de ruedas deportivas, el Cupra Born también añade un modo extra en el control de estabilidad ESC —On, Sport y Off— pudiéndose desconectar completamente.

Dinámicamente, el Cupra Born es un coche irreprochable, aunque tal vez no tan deportivo como cabría esperar de esta marca. Respecto a un ID.3 de VW, puede resultar algo más divertido de conducir con normalidad o ser algo más emocionante en carreteras de curvas sin ser menos confortable, pero probablemente sería el aspecto menos determinante a la hora de decantarse por uno u otro modelo. En ambos casos, eso sí, siguen teniendo falta de mordiente en su frenada, algo que no es tanto achacable al uso de tambores en el eje posterior como al ajuste del pedal de freno que ha determinado la marca: solo es cuestión de acostumbrarse a presionar el pedal de freno con más intensidad de lo habitual.


Multimedia

Uno de los principales déficits del Cupra Born es que emplea pantallas de pequeñas dimensiones para el cuadro de instrumentos o menús poco intuitivos en el sistema multimedia. En el primer caso, la pantalla tiene 5,3 pulgadas, su capacidad de personalización es demasiado limitada y algunos dígitos son demasiado pequeños.

El sistema de infoentretenimiento emplea siempre una pantalla de 12 pulgadas compatible con Android Auto y Apple CarPlay que ofrece muy buena resolución y está ubicada a una altura y distancia del conductor que facilita su manejo, aunque resulta algo complejo moverse con fluidez por sus menús.

Incluso después de la renovación, Cupra ha mantenido los botones táctiles que controlan la temperatura de la climatización y el volumen de la radio —los que están justo debajo de la pantalla multimedia— sin ningún tipo de iluminación, algo que complica su utilización cuando no hay luz exterior abundante. También la guantera carece de iluminación. Otro detalle negativo es que los elevalunas traseros están integrados en el mismo mando que acciona los delanteros.

En líneas generales, el Cupra Born sigue dando una sensación de calidad mayor que el VW ID.3, incluso después de la renovación por parte de VW. Además, el salpicadero está en una posición algo más elevada, envuelve más al conductor y pasajero y tiene un diseño que inspira mayor deportividad.


Habitabilidad y maletero

El Cupra Born pertenece a la categoría de coches compactos, tiene una longitud de 4,32 m, una anchura de 1,81 m y una altura de 1,54 m. Como la gran mayoría de coches eléctricos, la arquitectura MEB permite separar más las ruedas entre sí que un coche de combustión equivalente; en este caso, la batalla es de 2,77 m y el piso del habitáculo es prácticamente plano en las plazas posteriores.

Es un coche de habitabilidad normal para su tamaño que, al igual que ocurre con otros modelos cien por cien eléctricos, tiene las banquetas muy cerca del suelo y obliga a viajar a los pasajeros traseros con las rodillas algo más erguidas de lo deseable. Dispone de un magnífico espacio en sentido longitudinal, pero no tanto en anchura útil o altura para la cabeza. Los ocupantes de estas plazas disponen de dos puertos USB —tipo C— pero no de salidas de ventilación. Las plazas delanteras son, sin embargo, magníficas para cualquier talla.

El maletero del Cupra Born, al igual que ocurre con su modelo compacto térmico, el León, no es demasiado grande para el tamaño exterior del coche: solo 385 litros. La zona de carga, eso sí, dispone de una bandeja rígida que permite ubicar el piso a dos alturas diferentes y se puede utilizar para dejar objetos de poco volumen bajo ella o enrasar la superficie del maletero cuando abatimos los asientos posteriores.


Equipamiento

Con la excepción de la diferencia en la equipación de ruedas que lleva de serie cada versión o pueden montar exclusivamente las versiones con e-Boost, el equipamiento de serie de los tres Cupra Born que podemos adquirir es prácticamente idéntico. Se distinguen fundamentalmente por el paquete de equipamiento que pueden añadir —en su gran mayoría, idénticos— o el precio de éstos.

Cupra ha realizado modificaciones a lo largo del año 2023 incorporando nuevos elementos opcionales. Uno de ellos es el conjunto de dispositivos incluidos en el paquete Pro Pack, que incluye Travel Assist —control de velocidad de crucero activo— ligado al sistema de mantenimiento de carril y que ahora gracias al Connected Travel Assist 2.5 puede realizar adelantamientos de forma automática. El sistema Top View Camera ofrece una visión panorámica del coche en 360 grados. Puede memorizar hasta cinco maniobras de aparcamiento y repetirlas gracias al dispositivo Intelligent Park Assist, siempre que el conductor esté dentro del coche y el vehículo tenga que recorrer menos de 50 metros.

Entre los paquetes opciones, los tres Cupra Born pueden equipar Advanced Park, Pro Pack —solo Born con 58 kWh—, Exclusive Pack —solo Born 77 kWh— o asientos tipo bucket con tapicería dinámica en color gris.


Alternativas al Cupra Born

Del Nissan Leaf, uno de los primeros compactos eléctricos que llegó a la categoría y que, aunque ya veterano, se mantiene en el mercado, hay ahora más de una decena de coches que compiten de tú a tú en esta categoría con el Born, entre ellos, modelos del mismo grupo como el VW ID.3. Rivales como el MG4, el Citroën e-C4 o BYD Dolphin están en el grupo de los eléctricos más baratos. Competidores como el Renault Mégane E-Tech Full Electric o el nuevo Peugeot e-308 son los que, por calidad o contenido técnico, ofrecen mayor rivalidad al Cupra Born.

Alternativas CUPRA Born


Precios CUPRA Born en mayo 2024

Versión Combustible CV Precio
Born 204 58kWh Advanced Plus 5p Aut. etiqueta cero Eléctrico 204 38.200,00 €
Born 231 58kWh e-Boost Pack Advanced Plus 5p Aut. etiqueta cero Eléctrico 231 38.490,00 €
Born 204 58kWh 5p Aut. etiqueta cero Eléctrico 204 39.700,00 €
Born 231 58kWh e-Boost Pack 5p Aut. etiqueta cero Eléctrico 231 39.990,00 €
Born 231 77kWh e-Boost Pack & Battery Pack Advanced Plus 5p Aut. etiqueta cero Eléctrico 231 41.610,00 €
Born 231 77kWh e-Boost Pack & Battery Pack 5p Aut. etiqueta cero Eléctrico 231 43.110,00 €

Noticias relacionadas con CUPRA Born

* El precio en oferta de 27.070€ para el CUPRA Born se puede obtener cumpliendo unas condiciones particulares. Para obtener una oferta personalizada, rellena tus datos en nuestro formulario de contacto.

CUPRA Born desde 27.070€
QUIERO ESTA OFERTA
×
Tu oferta CUPRA Born
ahorras 11.130€ 27.070€

* Campos obligatorios

Acepto la política de privacidad