MINI Cooper SE Electric

Desde 34.200€
Clic aquí para ver vídeo
ETIQUETA: 0
MOTORES: EV
SEGURIDAD:
N/D
Urbano
N/D
N/D
N/D
N/D
0 mm
0 mm
0 mm
N/D
N/D
N/D
N/D
N/D
N/D

D = Diesel | G = Gasolina | GNC = Gas Natural Comprimido | GLP = Gas Licuado del Petróleo | EV = 100% Eléctrico | HEV = Híbrido no enchufable | PHEV = Híbrido Enchufable | MHEV = Microhíbrido 48V | H = Hidrógeno

Segmento
/10
Total
160º/332
Marca
/3
U. Vendidas 2021
366

Fuente: ANFAC

El primer coche eléctrico de MINI, el Cooper SE Electric, es un “rara avis” en este mundo de los coches electrificados porque, como veremos más adelante, su precio no es un factor disuasorio: cuesta muy poco más que la que podríamos considerar la versión equivalente con motor de gasolina, e incluso resulta más asequible si se descuentan las ayudas a la compra con las que es compatible.

Y lo mejor de todo es que, por sensaciones al volante, estamos ante un auténtico MINI, con todo lo que ello supone. Sin ruido, sin emisiones y, eso sí, dependiendo de un enchufe. Pero todo un MINI.

8

Calidad

8/10

Habitabilidad

6,5/10

Maletero

6,5/10

Multimedia

8/10

Rendimiento

8,5/10

Seguridad

8,5/10

* Estas valoraciones están basadas en las opiniones de nuestros expertos

Exteriormente se distingue por una serie de elementos decorativos específicos, incluyendo la rejilla frontal carenada con una franja amarilla, color que también se aplica a las carcasas de los retrovisores. Lo más llamativo son sus llantas de diseño asimétrico, para mejorar la aerodinámica. También hay modificaciones en este sentido en el alerón posterior y en el carenado de los bajos.

El sistema de propulsión del MINI Cooper SE Electric

Preparado para la electrificación desde su concepción inicial, en MINI solo han tenido que alojar en el vano delantero el motor eléctrico y la unidad de gestión, además de la transmisión. El conjunto ocupa menos que el motor de combustión. Este motor eléctrico rinde 184 CV, lo que permite al Cooper SE pasar de 0 a 100 km/h en 7,3 segundos. Sobre el papel, los 145 kg más de esta versión sobre el Cooper S de gasolina pasan factura en las cifras, siendo alrededor de medio segundo más lento.

Pero ojo, como en todos los coches eléctricos, la clave aquí no es la potencia sino el par máximo. Y los 270 Nm que ofrece el motor eléctrico son plenamente aprovechables prácticamente desde el momento en el que rozas el acelerador. Esto hace que la sensación que ofrece conducir el MINI Eléctrico sea de una mayor inmediatez de respuesta, e incluso parece que acelera más que el gasolina.

Como en el resto de los MINI, puedes elegir el programa que mejor se adapte a la conducción que vas a practicar entre cuatro posibilidades: Sport, MID, Green y Green+, por orden desde el más deportivo al más eficiente. Se hace desde un botón en la consola.

Aunque la suspensión está elevada 2 cm para compensar el espacio que ocupa la batería, las sensaciones al volante son magníficas. Un ajuste firme, una dirección muy rápida y una respuesta instantánea al acelerador hacen que el MINI Cooper SE resulte muy ágil y divertido de conducir en cualquier situación. Es fácil acostumbrarse a la función “one pedal”, que permite conducir utilizando sólo el acelerador en muchas situaciones, aprovechando la capacidad de deceleración que proporciona al frenada regenerativa al levantar el pie derecho, sin tener que recurrir al pedal del freno.


Autonomía y tiempos de recarga

Con forma de T, la batería se aloja bajo el piso del vehículo, sin alterar el espacio disponible. Tampoco se modifica la capacidad de maletero, que es la misma que en el resto de la gama.

La batería ofrece una capacidad de 32 kWh, lo que permite al MINI Cooper SE anunciar una autonomía homologada WLTP de 235 km. Una cifra que, como hemos podido comprobar en nuestras diferentes pruebas, no es difícil de alcanzar conduciendo normalmente si haces mucha ciudad y sin hacer un uso intensivo del modo Sport.

El MINI Cooper SE puede recargarse en casa en un enchufe doméstico con el cable incluido de serie. Pero lo mejor es recurrir a un Wallbox (la propia marca ofrece esta posibilidad), con lo que a 11 kW de potencia podremos alcanzar el 80% de carga de la batería en unas 2,5 horas. En una toma de corriente continua con potencia de 50 kW, este tiempo se reduce a poco más de media hora.


Interior: original y digital

En el interior, tan característico y original como es habitual en MINI, destaca la nueva instrumentación, una pantalla de 5,5 pulgadas solidaria a la columna de la dirección. La pantalla multimedia es de 6,5 pulgadas compatible con Apple CarPlay.

Si se opta por el sistema superior, con navegador incluido, esta pantalla pasa a ser de 8,8 pulgadas. En función del programa elegido en el selector de modos de conducción, la instrumentación y el led que enmarca la pantalla multimedia cambian de color. Los menús ofrecen modos específicos de información relacionada con el sistema eléctrico, como el flujo de corriente, autonomía, carga de la batería, etc.

Una tarjeta SIM instalada en el vehículo permite la conexión permanente de datos, para acceder a funciones como los puntos de recarga durante la ruta, o la indicación del radio de acción sobre el mapa en función de la autonomía restante. Una App específica permite conectar el coche al dispositivo móvil, para gestionar de forma remota la recarga o la climatización previa del vehículo, entre otras muchas funciones.


Gama, equipamiento y precios del MINI Cooper SE Electric

La gama MINI Cooper SE Electric incluye cuatro posibilidades de elección, con precios que parten desde los 33.950 euros y llegan hasta los 41.000 euros.  La denominación de las distintas versiones de acabado, en un guiño al marcaje que se utiliza para tallar la ropa, son S, M, L y XL.

  • Cooper SE 3p S: 33.950 euros
  • Cooper SE 3p M: 36.500 euros
  • Cooper SE 3p L: 39.000 euros
  • Cooper SE 3p XL: 41.000 euros

El equipamiento de la versión de acceso ya incluye, entre otros elementos, el adaptador de carga rápida (AC/DC), llantas de 16 pulgadas, sensor de lluvia, climatizador automático, faros LED, navegador, alarma y volante multifunción en cuero. Con el acabado M se añade el acceso de confort, retrovisores exteriores plegables, sensores de parking traseros, cámara de marcha atrás, asistente a la conducción, llantas de 17 pulgadas y un acabado interior en negro.

Con las versiones L y XL se suman detalles de estilo. En el M, por ejemplo, las llantas son bitono, y se incluyen los faros LED adaptativos, tapicería de cuero, sensores de parking delanteros y decoración interior “Electric”. En el XL es de serie el techo panorámico.

Si consideramos la versión de acceso S, el precio del MINI Cooper SE Electric es de apenas unos 2.000 euros más que un Cooper S con cambio automático. Diferencia que se “difumina” por completo y hace que el eléctrico sea más barato que el gasolina con las ayudas a la compra de coches eléctricos, que pueden superar los 5.000 euros.


Las alternativas al MINI Cooper SE Electric

Entre los coches eléctricos para uso principalmente urbano, con un planteamiento elitista y exclusivo como el del Mini, uno de sus principales rivales es el Honda e, sin olvidarnos del BMW i3 S. Con formato SUV también podríamos considerar como alternativas al Mazda MX-30 o al DS 3 Crossback E-Tense. Otras opciones más asequibles y menos “premium” serían el Peugeot e-208 o el Opel Corsa-e.

Alternativas MINI Cooper SE Electric

* El precio en oferta de 34.200€ para el Mini Cooper-se-electric se puede obtener cumpliendo unas condiciones particulares. Para obtener una oferta personalizada, rellena tus datos en nuestro formulario de contacto.

MINI Cooper SE Electric desde 34.200€
CONTACTARME
×
Tu oferta MINI Cooper SE Electric
34.200€

* Campos obligatorios

Acepto las condiciones del contrato